Entrevistamos a Zahara

«Para vivir de la música he tenido que renunciar a muchas cosas. Pero lo que me da es más grande que todo eso»

Con La fabulosa historia de… llegó el año pasado al número 23 de la lista Promusicae. Su single Merezco estaba por todas partes, fue elegido como sintonía de la vuelta ciclista, todo un despegue. Era el primer corte del primer disco de Zahara que sería distribuido de forma comercial. Ha pasado un año y unos cuantos meses en los que, vacaciones aparte, se ha recorrido toda la geografía española presentando sus canciones. La respuesta del público ha sido fenomenal y ahora prepara su propia vuelta, la vuelta al estudio de grabación. De momento, dice, se encuentra en el proceso de selección de los temas que formarán parte del segundo álbum. Habrá más detalles pronto pero, por ahora, hemos querido preguntarle cómo se encuentra, qué le ha llevado hasta donde está, y algunas otras cosas. Entre avión y avión nos responde.

¿Cómo es un día normal en la vida de Zahara?
En este momento, lo normal es que aparezca a 900 kilómetros de casa, en un hotel y muy temprano para coger un avión, tren o bus e ir a cualquier otro lugar. Volver de un concierto, una grabación o ir. Si no tengo nada de eso, los días en Barcelona los paso yendo a un estudio de grabación, componiendo en casa, yendo al gimnasio a nadar… Las tardes suelo pasarlas con Abel, mi socio en la productora que estamos montando «Eso dijo Ella», y grabamos y montamos vídeos. Las noches, hoy por hoy, son para Barnie (How I met your mother).

Ahora que has visto desde dentro cómo funciona la gran industria discográfica, ¿volverías a grabar con Universal u optarías por seguir autoeditando tus discos como hacías antes?
Editarse estaba bien, pero porque hacía muy muy pocos discos. Eso me permitía poder decorarlos y personalizarlos y tenía el dinero justo para invertirlo en hacerlo. Pero ahora es algo más complicado. Las discográficas, como todo, tienen una parte muy buena y otra mala, pero eso no quita que sean de una gran ayuda, sobre todo, económicamente hablando.

Tus primeros discos eran muy reivindicativos y trataban diversas problemáticas sociales, sin embargo, los últimos se centran más en los sentimientos más íntimos. ¿Cómo se produjo ese cambio?
El hecho de que la temática de la canciones fuera esa tenía más que ver con la falta de experiencias emocionales que con hacer de mis canciones una lucha por el mundo. Obviamente me preocupaban esos temas, pero sobre todo es que al escribir sobre el amor, o sobre mi, me sentía ridícula. Piensa que tenía 12 y 13 años y que abrirse suponía exponerse y para una adolescente, eso no es tan fácil.

Al ser tus canciones tan personales e intimistas. ¿Te has arrepentido alguna vez de haber contado algo en ellas?
No, siempre que cuento algo muy muy íntimo incluyo detalles tan personales que sólo la entienden de verdad contadas personas. El resto accede hasta una parte y es precioso eso, porque así puede hacerla suya. Lo que cuento lo cuento y me hace bien hacerlo.

¿Ya hay fecha de salida para el nuevo disco?
Aún no. Estoy en ese momento de composición y maquetación con la banda. Estamos seleccionando temas y viendo qué hacer y cómo. Es una parte maravillosa, la que nadie ve pero en la que se aprende y evoluciona. Pero es larga y poco clara. Vamos, que no se sabe muy bien cuando acabará esta fase para empezar la de grabación del disco. Aunque yo espero que para el año que viene, antes del verano esté listo.

¿Este nuevo disco se compondrá de las canciones que ya vas interpretando en tus conciertos (Camino, El lugar donde viene a morir el amor, …) o estará compuesto de canciones inéditas?
Habrá algunas de estas canciones, por supuesto y además varias que he estado escondiendo. Aunque me cuesta mucho. Tengo muchas ganas de cantar los temas nuevos.

En La fabulosa historia de… te acompañaste de Santi Balmes ¿Va a haber esta vez alguna otra colaboración especial?
Por ahora no se ha pensado nada. En principio creo que no, aunque nunca se sabe. Si de aquí a que salga el disco aparece alguna propuesta interesante, por supuesto, la haré.

¿Cómo piensas enfocar la promoción del próximo disco? ¿Va a ser similar a la anterior (videodiarios, etc) o totalmente distinta?
Ya he grabado los ensayos porque quiero que formen parte del primer videodiario. Así que sí, lo habrá. También me gustaría hacer algunas cositas pero que aún no puedo desvelar (aunque me muero de ganas). Pero bueno, paciencia y buenos alimentos, que ya se conocerá todo a su debido tiempo.

¿Qué se te pasa por la cabeza cuando estás subida al escenario?
Depende del día, pero normalmente es un subidón. Estás ahí tratando de dominar la situación, tanteando todo el rato. Piensas «tendrá gracia esto?» «gustará esta canción?» Arriesgas y a veces funciona, a veces no. Otras no piensas nada y sólo estás ahí, cerca de la gente, mirando sus caras, sintiendo al unísono las mismas emociones y es algo increíble y bello.

Tus padres te siguen a muchos de tus conciertos, ¿que significa para ti tenerlos entre el público?

No hay concierto en el que hayan estado mis padres que no haya sido especial. Aportan algo. No sé cómo lo hacen. Están en un discreto segundo plano pero siempre me transmiten su buena energía. Para mi es maravilloso que el mayor apoyo esté en mi familia. Me hace fuerte, me aporta lo que necesito para dedicarme a esto. Mis padres terminan de trabajar y se cogen el coche para venir donde estoy, porque les gustan las canciones, por que me siguen, disfrutan y valoran lo que hago. Es un regalo que sea así.

¿A qué hay que renunciar para dedicarse exclusivamente a la música?
A un trabajo estable, a salir los fines de semana, a tener pareja, a vivir ordenadamente… Pero lo que da es más grande que todo eso.

¿Cúal es el mayor sacrificio que has hecho por dedicarte a la música?
Nunca lo diré. 🙂

¿Y la mayor recompensa que has obtenido?
La música es una satisfacción por ella misma. Sólo hacerlo compensa. Si no, no estaría ahí.

Hay oficios donde pase lo que pase hay que poner buena cara ¿Se puede poner buena cara a una canción feliz si has tenido un mal día y viceversa?
Es complicado pero he tenido que hacerlo. Parece que viviendo de esto no puedes tener un mal día. A veces los tengo y te paran por la calle y dan ganas de gritar, pero te contienes y lo haces, no te queda otra. He tenido días verdaderamente horribles y después del concierto me ha costado mucho estar con la gente. Alguno se lo toma a mal, pero es que hay un momento donde tienes que elegir entre los demás o tú y en ese caso, no queda otra que mirar por ti.

¿Qué es lo primero que recuerdas haber hecho cuando descubriste Internet?
Pensar, «¿y donde está toda esta información?» Recuerdo estar delante del ordenador y decir: «así que ahora puedo encontrar lo que quiera». Pero no sabía que buscar. También era muy joven. Cuando empecé a utilizar internet de manera continua me encantaba el chat del IRC.

Tienes miles de fans que son tus amigos en facebook, pero ¿hay fans que hayan pasado a ser amigos en el sentido clásico de la palabra?
Sí, por supuesto. No pueden serlo todos, sería una locura, pero hay algunos, muy pocos, que realmente se han convertido en grandes aliados y amigos. Uno de ellos es Grego de Ciudad Real. Hemos llegado a compartir muchas cosas y la verdad, le tengo un cariño especial. Me da pena, porque se que me dejo a mucha gente por conocer, pero apenas tengo tiempo para dedicárselo a mis amigos de toda la vida y cada vez me cuesta más abrirme de verdad a nuevas personas, pero cada cierto tiempo alguna se cuela a hacerme la vida más agradable..

Y para terminar…
¿Un libro? Solaris
¿Un disco? The Trials of Van Occupanther
¿Un miedo? Coger el teléfono a un número oculto
¿Una habilidad que te gustaría tener? Pintar
¿Tu estado de ánimo actual? Relax vs frenetiquismo

No hay comentarios

Publica un comentario